Aquí, o eres Pérez Reverte o comes pollas como troncos de secuoya o no vendes ni un papi. Por eso he decidido autoeditarme y pagar por mis mierdas. Si vendo algo, pues todo para el nene que se lo ha currado. Sin ISBN, sin IVAS ni

IRPF´s. Más en negro que Montoro en una mina somalí. ¡Aguante la Pacha y la gente linda que resiste desde el otro lado de la cordillera! ¡Fuego y muerte a los empresarios!

No lo sé.

No me consta.

Lo desconozco.

Todos, siempre.